miércoles, 23 de abril de 2014

No sólo las actividades físicas influyen en nuestra salud. Efectos de la ira

Billi Gordon, investigador de la David Geffen School of Medicine de la UCLA, que ha analizado los devastadores efectos de la ira en la salud de los seres humanos.
Al margen del enfado o la carga de rabia que podamos heredar, existe también una ira que se actualiza constantemente, fruto del presente político del país en que vivimos o al que pertenecemos. Las diferentes medidas que se toman desde el Estado con las que no nos sentimos identificados o los distintos partidos e instituciones que toman decisiones que nos afectan directamente suscitan de manera muy potente nuestra rabia. Según lo publicado las revistas cardiológicas, una ira severa y explosiva puede causar ataques al corazón o infartos.
Ira
¿A qué tendemos cuando nos enfadamos? Extremamos nuestros comportamientos habituales: los glotones compulsivos, comen, los alcohólicos se emborrachan y los drogodependientes se colocan. Hay quien tiene ataques de pánico. Algunos se vuelven pasivo-agresivos y otros caen en actitudes sarcásticas. La ira lleva a los seres humanos a adoptar todo tipo de comportamientos, pero todos ellos derivan en la enfermedad, el descontento y, finalmente, la muerte.
Para Gordon, la clave es la serenidad y el intento de controlar pacíficamente nuestros ataques de ira o de enfado.
[Ver noticia]Fuente: elconfidencial.com

[Visita: www.psicologosdecanarias.es]

No hay comentarios:

Publicar un comentario