viernes, 25 de abril de 2014

Uno de cada diez jóvenes podría padecer dislexia

Todos los maestros, se encuentran a veces con un niño que se resiste a la lectura.
Los déficit auditivos mal diagnosticados, un bajo nivel de coeficiente intelectual, un contexto educativo pobre, o simplemente la complejidad de las reglas ortográficas pueden explicar algunos de los problemas de los niños con la lectura. Sólo cuando todas estas causas posibles se han eliminado, uno sugeriría que se trata de un caso de dislexia.
A pesar de que existe considerable investigación sobre este tema, ahora empieza a emerger un consenso acerca de la naturaleza precisa de la dislexia. Varios resultados parecen indicar una anomalía en el procesamiento fonológico de los sonidos del habla. La mayoría de los niños disléxicos parece sufrir de un déficit en el procesamiento de los fonemas, los constituyentes elementales de las palabras habladas. De algún modo, ésta es una idea revolucionaria: un problema que parece estar restringido a la lectura en realidad se originaría en déficit sutiles en el procesamiento del habla.
La genética no es una condena a perpetuidad. El cerebro es un órgano plástico, que cambia constantemente y se reconstruye y para el cual los genes y la experiencia tienen igual importancia.
Gracias a los avances en la psicología de la lectura, hoy se diseñan mejores métodos de intervención.
Dislexia
[Ver noticia]Fuente: pagina12.com

[Visita: www.psicologosdecanairas.es]

No hay comentarios:

Publicar un comentario