jueves, 27 de noviembre de 2014

La corrupción y la psicología

Varios expertos analizan la mentalidad del corrupto

La doctora Isabel Pinillos, especialista en Psicología clínica y autora de numerosos libros de divulgación psicológica, explica el funcionamiento de partes inconscientes de la psique y sus mecanismos mentales asociados a la corrupción. «En general este tipo de personas suelen vivir tranquilas. Si son personas sin patologías psicológicas, tienen mecanismos que les defienden de notar emociones perturbadoras como la culpa a la vergüenza y de ser conscientes de pensar aspectos de ellos mismos inaceptables desde la ética. Reconoce que estos mecanismos los tenemos todos y nos ayudan a vivir, aunque en estos casos su uso ayuda a los corruptos a cometer y mantener sus actos delictivos». No se sienten mal con ello porque «al suprimir la conciencia de delito o la culpa, mantienen la conducta delictiva», añade Pinillos.
En opinión del psicoterapeuta y escritor Luis Muiño, el peso de la conciencia en estas personas no existe. «Se consideran por encima del bien y del mal, como diría Nietzsche. No tienen la escala común de valores que tiene el ciudadano. Duermen tranquilos, vamos, no muestran signos de arrepentimiento ni de culpa, sin atenerse a la norma moral del resto, que además consideran que la moral es la del perdedor y los mediocres. Es más, justifican sus actos». No muestran pesar, no comparten un sentido de la ética común: «Son muy ególatras, tremendamente narcisistas, consideran que están por encima del resto, y esta característica es la misma que en el caso de los estafadores y los asesinos en serie».
También hay que  considerar el papel que juega la oportunidad y el valor del ambiente social en unas circunstancias como estas y cómo una persona puede sentirse motivada para obtener dinero fácil y satisfacer otras necesidades como control o autoestima.
La conducta delictiva, a nivel psicológico, depende de varios factores como son los pensamientos y las elecciones, las recompensas, la personalidad, el aprendizaje y las creencias y expectativas.
Corrupción


[Ver noticia]
Fuente: abc.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario